Menú Cerrar

Ahorrar o vivir la vida

Estoy segura que en tu camino hacia la libertad financiera, más de una vez te habrás planteado: ¿Realmente merece la pena ahorrar? ¿Y si me paso la vida ahorrando y no llego a disfrutarlo? Uffff… Mejor vivo al día y me lo gasto todo, pero claro, si me surge un imprevisto… ¡Ya la hemos liado!

Vivir la vida HOY o ahorrar para MAÑANA… Esa es la cuestión my friend!!

Admítelo. Lo has pensado, y no solo una vez. Pero no solo lo piensas tú, si pruebas a sacar la conversación con familiares o amigos, oirás todo tipo de comentarios: “Hay que guardar para la universidad del niño”; “¡A vivir, que son dos días…!”; “Yo ahorro todos los meses para la jubilación”… o ese compañero de trabajo que opina, que para qué te vas a hacer un plan de pensiones si lo mismo mañana te pilla un coche…

Aunque hay opiniones de todo tipo, ya te adelanto yo que, cómo os indicaba en este artículo, casi 7 de cada 10 españoles, ahorra menos de 200 € al mes. Así que no pienses que todo el mundo ahorra, es más bien al contrario, casi nadie lo hace.

Y yo no creo que haya que elegir entre vivir “miserablemente” para ahorrarlo todo o ser un derrochón y gastarte hasta el último céntimo… yo lo quiero todo, ahorrar y disfrutar la vida. Vayamos por partes…

Vivir la vida

A los que elegís este modo de vida, tan bueno como cualquier otro, os voy a dar unos datos que os van a hacer pensar si debéis seguir así o no… el resto queda a vuestra elección.

Dato #1: ¿Sabías que una de las causas comunes de la depresión o la ansiedad son los problemas económicos?

Para algunos ir de compras puede ser un antidepresivo natural, mientras estás gastando a lo loco, o de fiesta en fiesta, no lo piensas… pero después llega ese sentimiento de culpa, los recibos de la visa, el no llegar a final de mes, las deudas… Y ¿ahora qué? pues nada a esperar que llegue otra vez el día de cobrar la nómina y por favor, que la empresa no se retrase ni un día… ¿Así quieres vivir?             

Dato #2: Más del 80% de las personas tiene un trabajo que no les gusta.

Intercambiamos nuestro tiempo por dinero. Según una encuesta de Gallur recogida en este artículo de Cepymenews, la mayoría de la población trabajadora no está contenta con su trabajo. Si nos lo gastamos todo, a final de mes habremos desperdiciado nuestro tiempo y nuestro dinero en algo que no nos gusta.

Yo no sé si a ti te gusta tu trabajo o no, pero si estás entre el 80% de los que no,  y te gastas todo tu dinero, jamás vas a poder escapar de la carrera de la rata, nunca vas a poder pensar en cambiar o dejar tu trabajo, y no solo eso, ¿Te has parado a pensar qué ocurriría si te despiden mañana?

Dato #3: Ahorro lo que me sobra

Si eres de los que piensa que vas a ahorrar a final de mes lo que te sobra, ya te digo yo que no vas a ahorrar nada. Por lo general, cobras la nómina y pagas hipoteca, letra del coche, teléfono, comida, ocio… y vuelta a empezar… Si te lo gastas todo, piensa que vas a trabajar para pagarle a los demás: al del banco, al del bar, al del gimnasio, al del supermercado,… Ponte tú en primer lugar, sé el primero en cobrar pagándote a ti primero. ¿Son ellos más importantes que tú?

Ahorrar

En mi opinión, los que elegís este modo de vida, os planteáis la vida de otra manera. El ahorro es fundamental, y una persona que ahorra y tiene un colchón financiero de 6 meses o un año vive de manera más feliz y desahogada que aquellos que no llegan a final de mes. Ahorrar te permite dejar atrás tus problemas económicos y al ver que tu patrimonio crece es posible que quieras aprender a invertir para sacarle una rentabilidad a tu dinero.

Otro punto a favor del ahorro es que si perteneces, como te contaba antes, a ese 80% de la población mundial que tiene un trabajo que no le gusta, pero dispones de un colchón financiero, podrás plantearte cambiar de trabajo y buscar uno que te guste, emprender o por qué no, semijubilarte o jubilarte antes.

Si tienes la suerte de estar en ese 20 % de la población trabajadora que realiza una actividad que le gusta, puedes pensar que no necesitas ahorrar, pues yo te digo que sí. Tal y como está el panorama actual, no sabemos si el día de mañana el Estado podrá hacerse cargo de nosotros o si la pensión que nos deje el Estado será suficiente para mantener un estilo de vida digno.

A veces solo ahorramos cuando tenemos miedo, si pensamos que tenemos un futuro asegurado creemos que no necesitamos ahorrar. No quiero ser tremendista, pero si supieras que en un año te despedirán del trabajo, ¿ahorrarías?

Ahorrar y vivir la vida

¿Por qué tengo que elegir? Yo te digo que sí se puede ahorrar y vivir la vida.

En un training de Vivir al Máximo, Angel Alegre, dijo algo que me hizo pensar mucho: la mayoría de la gente dedica más tiempo a preparar sus vacaciones que a pensar qué quieren hacer con el resto de su vida.

Y creo que es verdad, así que toca ponerse a trabajar. Planifica qué quieres hacer con tu vida y ten un objetivo en mente. Dedica tiempo a ordenar, aprender y planificar tus finanzas personales: haz un presupuesto, ahorra una parte, haz frente a tus gastos, y destina otra parte a diversión, a hacer aquello que te gusta, a ir a ese restaurante tan chulo, a hacer ese viaje de tus sueños….

Si estás motivado y sabes lo que quieres, serás capaz de hacerlo. Deja de ver el ahorro como una obligación o un castigo que te prohíbe comer en restaurantes, comprar ropa o salir… sino todo lo contrario, piensa que ahorrar es guardar dinero para el futuro, para hacerte cargo de ti mismo e incluso para sacarle un rendimiento a ese ahorro mediante la inversión. Puedes ahorrar y no por ello dejar de disfrutar.

Conclusiones

La gente que vive al día, piensa que el dinero restringe su libertad y que no ganan lo suficiente como para tener que ahorrar. Y es justo lo contrario, cuando aprendas a administrar tu dinero empezarás a ahorrar. Y cuando demuestres que sabes manejar lo que tienes tendrás más.

No lo dejes para mañana, pensando que ya ahorrarás cuando se acerque la jubilación. Ni te digas a ti mismo que no ahorras porque ganas poco. Piensa que hay más gente cobrando más o menos lo que tú, que consigue ahorrar. Así que tú también puedes hacerlo, y si no sabes cómo, pregúntale a esa gente cómo lo hace.

Si llegado el momento, crees que ya no puedes recortar más tus gastos es hora de pensar como aumentar tus ingresos.

¿Qué te ha parecido este artículo? Te animo a que me lo cuentes en los comentarios. Y si te ha parecido interesante te invito a que lo compartas en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.

6 Comentarios

  1. Patro

    Muy interesante Amalia, es muy bueno que nos pongas a “cavilar”😉, seguiremos utilizando tus consejos, mil gracias!

    • Amalia Guerrero

      Gracias Luis, me alegro que te gusten. Lo que intento es hacernos reflexionar sobre las finanzas e intentar acercar la educación financiera a todo el mundo.
      Suscríbete también al blog si no quieres perderte ninguno de los contenidos.

      Saludos, Amalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: