Menú Cerrar

Cómo distribuir tu sueldo

Esta semana lanzaba en twitter la siguiente pregunta:

Hay mucha gente que no consigue ahorrar o llegar a final de mes. Una forma óptima de organizar el dinero y gestionar tu economía, es distribuir tu salario, en porcentajes, destinando cada parte a un objetivo. Lo que se intenta es que no te prives de nada y aun así ahorres todos los meses. El dinero hay que aprender a gastarlo.

Aunque hay opiniones para todos los gustos, todos coincidimos en que depende del salario de cada persona y de los objetivos o el plan financiero para cada uno. A pesar de que hay varios modelos de distribución del salario, yo planteaba el siguiente: 

10%-20%-70%

Destinar un 10% a Ahorro

Con este dinero lo primero que debes hacer es quitarte la deuda mala (tarjetas de crédito, préstamos al consumo, microcréditos…) todas aquellas deudas contraídas con una elevada tasa de interés. Una forma de eliminar estas deudas es utilizando el método Snowball.

Una vez te hayas deshecho de la deuda mala, destina esta partida a construir un colchón financiero para cubrir imprevistos. Este dinero no es invertible, es decir debe estar en liquidez, y lo utilizaremos solo en caso de emergencias. Es importante tener este fondo de seguridad porque permitirá que, si tienes un imprevisto, no tengas que tocar tus inversiones, lo cual es muy importante, sobre todo en momentos de caídas del mercado.

A la hora de calcular el importe de nuestro fondo de seguridad, suele haber discrepancias, ya que no es lo mismo ser funcionario y no tener deudas que autónomo con dos hijos e hipoteca, por poner un ejemplo. Por lo general, al menos debe ser de entre tres o seis meses de salario o de gastos fijos. Lo ideal, o como yo siempre digo, es que el colchón sea tan grande como te permita dormir tranquilo. Quizás para ti, tener ahorrados 3 meses sea suficiente, mientras que yo viviría más tranquila teniendo dos años de gastos ahorrados.

Una vez eliminada la deuda mala y construido nuestro colchón, lo mejor sería destinar el exceso al siguiente porcentaje: el de inversión. Si tienes en mente algún proyecto importante, como la compra de un coche, una reforma de hogar, considero que deberías seguir destinando el mismo 10% a ahorro a este fin para no tener que pedir un préstamo.

Aunque un 10% pueda parecer poco para empezar, lo importante es precisamente eso, empezar, adquirir el hábito del ahorro. Ahorra independientemente de la cantidad con la que empieces.

Recomendación: automatiza esta operación; programa una transferencia automática, de forma que uno o dos días después de cobrar tu salario se destine el % correspondiente a tu cuenta de ahorro, es tu factura de tranquilidad financiera.

Destinar un 20% a inversión

Hay quien considera que no se debería destinar nada a inversión hasta no haber acabado con la deuda mala. Me parece acertado, pero en este caso también depende de cuanto sea el importe de esa deuda, de tus metas financieras, tu salario…

Todos sabemos el efecto que produce la inflación en nuestros ahorros, por lo que lo mejor es que todo el dinero “sobrante” del colchón lo destinemos a invertir. Piensa que invertir es construir fuentes de ingreso que en un futuro te puedan traer más ingresos.

Recomendación: Al igual que hemos hecho con el ahorro, automatiza el proceso. Lo llamaremos nuestra factura de la libertad financiera. Programa una transferencia automática para invertir todos los meses, nada más cobrar la nómina. Elige un producto que rentabilice tu dinero. Mi forma de inversión favorita son los fondos indexados. Yo invierto a través de Indexa Capital y con este enlace ambos nos beneficiamos de 10.000 € sin comisiones de gestión el primer año. Puedes encontrar más información aquí.

El 70% restante a gastos

En esta partida incluiríamos la hipoteca/alquiler, suministros, ocio…

Sería muy interesante incluir aquí también una parte para formación. Si tu sueldo es muy ajustado y no puedes permitirte acceder a un curso, siempre puedes comprarte un libro, acceder a webinar gratuitos… destina también una parte a donaciones (ong, ayuda a un familiar…)

Es importante disfrutar del camino, así que aunque tengas una vida frugal, de vez en cuando dedica una parte de tu sueldo a esos “lujos” que te hacen feliz. Es posible que ahora no te puedes comprar un coche nuevo, pero sí puedes alquilarlo por un día, o no puedes tener toda la ropa de marca que te gustaría, pero sí unas zapatillas de deporte de tu marca favorita….  

Establece metas financieras

Define tus metas financieras, ¿cómo te gustaría verte dentro de 6 meses, y dentro de un año, y dentro de 10 años?

Te animo a que calcules tu patrimonio neto regularmente. No te llevará mucho tiempo y te permitirá saber en primer lugar, en qué situación están tus finanzas y en segundo lugar, si los cambios que vas introduciendo en tu vida te ayudan a mejorar tus resultados y a conseguir tus metas.

“Si eres claro con aquello que quieres, el mundo responde con claridad” Loretta Staples.

Otros modelos de distribución del salario

Hay otras muchas maneras de dividir el sueldo en % os dejo algunas por si se adaptan mejor a vuestra forma de vida:  

  • 50% gastos del día a día; 10% ahorro; 10% formación; 10% inversión; 10% lujos, restaurantes, viajes, ropa, coche; 10% caridad, ayudar a un familiar, tu causa social favorita…
  • 50% necesidades básicas: hipoteca, alquiler, transporte, ropa, alimentación, suministros; 20% ahorro; 30% gastos prescindibles, pero que nos ayudan a disfrutar del camino: ocio, vacaciones, salir…
  • 10% ahorro; 20% inversión; 30% vivienda; 40% resto.
  • 15% ahorro; 15% inversión; 70 % gastos.
  • 60% gastos generales; 10% gastos personales; 10% ahorro vacaciones; 20%  inversión/colchón

Conclusiones

Es importante establecer un objetivo financiero y el plan para conseguirlo. Estos modelos te ayudan a destinar una parte de tu salario al fondo de seguridad, otra a inversión pensando en tu futuro y el resto para gastar. Puede que te cueste al principio pero seguro que acabarás acostumbrándote.

En muchos caso no podremos ser rígidos con los porcentajes. Habrá gente que cobre mucho dinero, y pueda destinar más a uno u otro % y gente que cobrando 1.000 € no sea capaz de destinar nada a inversión… Lo ideal es ir probando y ver qué te conviene más.

¿Cómo distribuyes tu salario?

Si te ha gustado, comparte para que otros puedan beneficiarse.

4 Comentarios

  1. Jesus

    Muy interesante como todo lo que escribes Amalia yo suelo destinar el 50% a la inversión después de tener un colchón de 2 años para in previstos feliz día

    • Amalia Guerrero

      Gracias Jesús!

      Enhorabuena por esa tasa tan elevada de inversión, está fenomenal. Sigue así.

      Un abrazo!

      Amalia Guerrero

  2. Mol

    Buenas opciones. Planificando, siendo constantes y marcando objetivos realistas todo va mejor. Con pocos o muchos ingresos se pueden ir alcanzando las metas que nos marquemos. Un saludo.

    • Amalia Guerrero

      Gracias!

      Es muy importante empezar, adquirir el hábito de ahorrar. Como bien dices, es importante ser realistas en los objetivos, ya que va a depender siempre de los gastos e ingresos de cada uno. Gracias por comentar.

      Saludos

      Amalia Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: