Menú Cerrar

Finanzascasa en #YomequedoenRankia y cuento «Afilar el hacha»

El pasado 26 de marzo me invitaron a una charla en #yomequedoenRankia para hablar sobre “Educación financiera, ahorro y niños”.

Si te lo perdiste, aquí te dejo el vídeo por si quieres echarle un vistazo.

Por otro lado, quiero decirte que aproveches este tiempo de confinamiento para pasar tiempo en familia y por qué no para transmitirles conceptos de educación financiera a los más pequeños. 

En mi caso, la otra noche mi peque me pidió que le contara un cuento, “de esos de pensar y luego hablamos”, me dijo. Y con los momentos que estamos viviendo me pareció oportuno contarle este:

Afilar el Hacha

Había una vez un hombre que acaba de ser despedido de su trabajo, tenía una familia y facturas que pagar por lo que se puso a buscar trabajo de lo que fuera. Se enteró que en un campo de leñadores buscaban gente para trabajar, aunque no había cortado un árbol en su vida, acudió. Cuando el responsable vio que era un hombre fuerte lo aceptó sin dudar y le dijo que comenzaba al día siguiente.

El primer día se le dio fenomenal, y pese a su inexperiencia cortó muchos árboles. El segundo día también, pero a partir del tercero, y pese a que se esforzaba más su producción iba cada vez peor. El joven no sabía qué estaba ocurriendo y cada vez golpeaba el hacha con más furia, sin embargo los resultados que obtenían eran cada vez más pobres.

El cuarto día al pasar el leñador jefe a su lado, se dio cuenta de que el rendimiento del  joven leñador cada vez era peor y le preguntó:

– ¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?

El joven respondió:

– No he tenido tiempo… he estado muy ocupado cortando árboles…

Por qué no aprovechar este tiempo que “estamos obligados a parar” para hacer una revisión de nuestra estrategia de inversión, de nuestros planes de futuro y de nuestros hábitos. Empezar ese curso que siempre hemos querido hacer, poner en orden nuestra vida, nuestra economía o como dice una buena amiga mía alinear los chakras ¡No lo dejes para mañana y comienza ya!

Y tú, ¿cuánto hace que no has afilado el hacha?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: