Menú Cerrar

Entrevista a “Vico”, un caso real de Independencia Financiera

Fernando es un inversor asiduo a blogs y foros como Balio, donde ayuda a la gente y comparte su historia. Cuando contacté con él para que nos contara su experiencia se ofreció sin ningún problema a darnos su punto de vista sobre el ahorro y la inversión a largo plazo. Desde aquí aprovecho para darle las gracias.

¿Quién es Vico (@fvicole)?

Soy un pequeño inversor de 52 años, que tras invertir durante 30 años mis ahorros, he llegado a alcanzar mis objetivos, poder vivir de los rendimientos de estos.

Mis padres, campesinos, humildes y con pocos recursos económicos, me enseñaron, desde pequeño, a valorar el dinero, ya que era un bien escaso en mi familia y conseguirlo costaba mucho esfuerzo.

De siempre me han gustado los números y aunque solo estudie Formación profesional administrativo, fue suficiente para empezar a trabajar llevando la contabilidad de dos pequeñas empresas familiares. También me gusta la informática, así que tras terminar en 1991 un curso de programación en DBase, hice un programa para gestionar la facturación de una emisora de radio local, mientras en las oficinas bancarias seguían con la típica máquina de escribir, de esto hace ya 29 años.

Durante 25 años he estado trabajando gestionando una pequeña empresa familiar, hasta que llego la crisis inmobiliaria y tuvieron que despedirme por falta de trabajo a los 47 años. Gracias a mis ahorros y a la buena gestión de estos, dispongo de una cartera que me ha permitido, desde hace 5 años ser financieramente libre, con rendimientos suficientes para llevar una vida acomodada pero sin lujos.

¿Por qué crees que es importante mejorar nuestra Educación Financiera?

Una buena educación financiera es el pilar más importante para poder vivir con más libertad y tener éxito.

¿Qué es para ti la independencia financiera? ¿Y cuál ha sido tu estrategia para conseguirla?

Para mí la independencia financiera es poder vivir de la rentabilidad de nuestros ahorros.

Mi estrategia para conseguir la independencia financiera ha sido:

  • Gestionar yo mismo la inversión de mis ahorros.
  • Invertir de forma muy diversificada (renta fija, renta variable, fondos de inversión y directamente en Bolsa) con un horizonte a largo plazo como si se tratara de un plan de pensiones gestionado por mí mismo. Siempre huyendo de los chicharros como comúnmente se le llaman a los valores de empresas de poco valor que suben y bajan como la espuma.
  • Marcando un Stop de ganancias y de pérdidas. Cuando en un valor de mi cartera saltaba el Stop marcado lo vendía sin más y compraba otros valores que tenía en el radar, asumiendo las pérdidas o ganancias de estos.

Si no recuerdo mal, comentaste que llevabas 5 años sin trabajar, viviendo de las rentas… ¿eres consciente que es el sueño de muchos?

Mis objetivos desde  que comencé a invertir mis ahorros eran llegar algún día a vivir de la rentabilidad de mis inversiones sin necesidad de trabajar y disponer de todo el tiempo del mundo.

Calculé los años que necesitaría para conseguir mi sueño, utilizando una hoja de cálculo, con variables como ahorro anual,  % rentabilidad media de las inversiones, tasa de inflación y algunos datos más. Sin embargo la rentabilidad de mis inversiones han superado a mis expectativas, por lo que he alcanzado mi sueño antes de lo previsto.

Soy consciente que es el sueño de muchos, yo diría que de la mayoría de los mortales, ya que he conseguido lo que más valor tiene en esta vida “TIEMPO”. A pesar de todo, tengo que seguir gestionando mis gastos, tener suerte de que no salgan ciertos imprevistos y que esas rentabilidades que durante tanto tiempo he tenido la suerte de conseguir, se sigan produciendo, de lo contrario mi independencia financiera cambiaría.

¿Cómo decidiste que era el momento de dar el salto? ¿Tenías una cifra objetivo mensual o anual?

Cuando pasaron tres años de mis primeras inversiones, me di cuenta que un pequeño ahorrador si se lo plantea y la vida no le juega malas pasadas, puede conseguir algún día sus objetivos, a pesar de comenzar con pocos recursos.

En mi caso, no tenía una cifra estipulada de ahorro, tan solo ahorrar aquello que me sobraba mes a mes, con un objetivo a muy largo plazo, pero con disponibilidad en cualquier momento para cubrir cualquier imprevisto o necesidad.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere comenzar a invertir su dinero?

  • Que invierta con un horizonte a largo plazo 10 años o más.
  • Que invierta en valores sólidos, de gran valor contable y a unos precios correctos.
  • Que evite lo sobresaltos  o momentos de pánico que se producirán a lo largo de su vida inversora, ya que su inversión no ganará ni perderá hasta que no venda.
  • Para empezar que lo haga a través de Fondos de inversión bien diversificados a nivel mundial, con una buena trayectoria a largo plazo.
  • Que se asocie a algún medio de inversión fiable donde le puedan aconsejar, cuando un determinado valor está Caro, Barato o correctamente valorado, en que valores invertir según el perfil y horizonte del inversor… como podría ser OCU Inversores, un gran medio del que sin apenas conocimientos y haciendo caso de sus carteras modelo podrá sacar una alta rentabilidad.

¿Nos puedes dar algunos consejos sobre cómo organizas tu economía o trucos para ahorrar?

  • Llevar un pequeño control de los gastos familiares de forma anual y poder hacer una comparativa con respectos a otros años para analizarlos. En mi caso, tengo una contabilidad anual abierta donde puedo analizar cualquier tipo de gasto o ingreso con mis respectivos balances como si se tratara de una pequeña empresa.
  • No pedir préstamos para comprar necesidades que no son prioritarias. En mi caso nunca he pedido un préstamo. Siempre he tenido claro que meterme en un préstamo es vender mi tiempo para conseguir la devolución de este. Cuando compramos nuestra vivienda lo hicimos contando con el dinero que teníamos disponible, compramos una vivienda vieja, que poco a poco hemos ido reformando.
  • No comprar tecnologías y elementos materiales por que estén de moda. Piensa para que las necesitas y sobre esto compra lo más básico, que cumpla con tus necesidades reales. Para que quieres tener un teléfono móvil de última generación, que cuesta 1.200€, cuando el que cuesta 150€ cubre perfectamente tus necesidades. Para que comprar un coche de 30.000€, si el de 12.000€ cubre igualmente tus necesidades.
  • Revisar todos los contratos de suministros y seguros anualmente, pedir presupuestos y conseguir el más económico a igualdad de prestaciones.
  • No contratar todos los seguros que nos ofrecen, sino solo los obligatorios. El mejor seguro, es disponer de ahorro suficiente para afrontar el imprevisto que cubre dicho seguro en un momento determinado.
  • Y sobre todo no confundamos a un ahorrador con un tacaño. El tacaño no invierte ni gestiona bien su economía y pierde su tiempo solamente para guardar dinero debajo un colchón, privándose de muchos placeres de la vida. Un ahorrador ahorra para ciertos imprevistos y sobre todo para disponer de más tiempo libre en un determinado momento, invierte lo ahorrado, gestiona de una forma correcta su economía y no se priva de algunos caprichos de vez en cuando disfrutando de la vida. No es más feliz el que más tiene si no el que menos necesita.

¿Cuáles han sido tus mayores aciertos y cuales tus mayores errores?

Mi mayor acierto ha sido tener una compañera también ahorradora, mi mujer, que sin muchos conocimientos sobre economía, ha sabido gestionar los gastos y necesidades de la familia y gracias a ello el ahorro en ciertos momentos se multiplica.

En cuanto a las inversiones, mi primer gran acierto fue comprar acciones de Cristalería seis meses antes de ser absorbida por Saint Gobain, el segundo fue comprar acciones de Iberia justo después del derrumbe de las torres gemelas en EE.UU, acciones que se desplomaron y pude venderlas dos años después a un precio que duplicó lo invertido.

Mi mayor error fue comprar una pequeñísima cantidad de acciones de Terra, cuando estas cayeron a 12€ la acción, (había llegado a estar a  120 €)  y tras unos años, me las liquidaron a casi nada. Este error me hizo abrir los ojos: no se debe invertir en valores de humo o chicharros por baratos que los veamos ya que son solo humo.

MI DESNUDO FINANCIERO

Este es el resumen de mi trayectoria como inversor:

Mis inversiones comenzaron en 1988 con 50.000 ptas, unos 300€, comprando directamente deuda pública con unos intereses. Con lo que ahorraba seguía aumentando mi cartera comprando deuda pública, letras del tesoro, hasta que los intereses empezaron a bajar y decidí empezar a invertir directamente en bolsa.

En 1994, mi cartera tenía unvalor de 20.000€. Las primeras acciones que compre fueron las del Banco Central ahora llamado Banco Santander.

En 1996 decidí meter toda mi cartera a un fondo de inversión mixto de mi entidad Bancaria, mi cartera ascendía a 29.000€

En 1998 compre algunas acciones de Endesa invirtiendo unos 3.000€ y otros 3.000 en un fondo de renta variable el resto lo mantuve en el fondo de renta mixta.

En 1999 invertí un 50% de mi cartera en acciones que elegía según unos parámetros que yo marcaba y sobre todo con un PER por debajo de 13 (Indra, Ferrovial, Repsol, Redesa, Sogecable) y el otro 50% lo seguía teniendo en el fondo de Renta Variable.

En el 2000 mi cartera ascendía a casi 50.000 € y estaba compuesta por acciones de Endesa, Indra, Ferrovial Repsol, Redesa, Sogecable, Telefónica, Banco Santander, Ence, Telefónica Móviles , un fondo de renta variable y el Mixto pero ya con un gran porcentaje invertido directamente en Bolsa y Renta Variable.

En 2001 fui aumentando mis inversiones con la compra de nuevas acciones, marcando un Stock de perdidas y otra de ganancias, en una hoja de cálculo que  aún mantengo y en la que llevo las cotizaciones a diario y cuando cumplen el objetivo marcado los vendo. A medida que fui disponiendo de una cartera de inversión cada vez más grande, comencé a diversificar más e invertir, a través de fondos de inversión, en mercados emergentes, Europa y EEUU.

En la actualidad, y tras 30 años, mi cartera, con un 90% en Renta Variable, tiene un Valor considerable, y una rentabilidad media anual de un 13,5% .

Cuando la crisis inmobiliaria tocó fondo, rescaté parte de mi cartera para la compra de una segunda vivienda en zona costera, comprando un apartamento por 55.000€ para el disfrute vacacional de la familia, que estará valorado actualmente en 80.000€

Con 47 años, la empresa donde trabajaba se vino abajo por las crisis, y gracias a las ganancias que mi cartera me estaba dando, decidí dejar gran parte de mi trabajo y quedarme solo con un par de gestiones a dos empresas pequeñas. Trabajo que realizo desde casa y que me sirve de entretenimiento ya que me ocupan poco tiempo.

Hace cinco años de esto, y la cosa funciona bien. Desde que comencé mis inversiones tenía claro que invertía en conseguir tiempo libre para un futuro y disponibilidad en caso de necesitarlo. Aunque no tenga para lujos si me da lo suficiente para vivir una vida bastante acomodada y con todo el tiempo del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: