Menú Cerrar

Cómo enseñar a los niños a ahorrar

En España la cultura financiera brilla por su ausencia y en la escuela no se enseña la importancia de ahorrar. Los padres somos los principales transmisores de estos conocimientos, por eso es importante educarles desde pequeños, en una cultura de ahorro. Como cuento en este otro post, para mí el ahorro es una filosofía de vida, y una buena forma de enseñar a tus hijos es mediante el ejemplo.

Si tú eres ahorrador, y antes de hacer un gasto piensas si es necesario o no, si ahorras el dinero antes de comprar algo en lugar de pedir un préstamo o si te gusta comparar diferentes productos y precios y esto se lo cuentas a tus hijos, será más fácil que ellos lo aprendan.

Estos son algunos consejos o herramientas que te ayudarán a enseñar a tus hijos a ahorrar.

Hablar del dinero en casa

Es importante hablar con naturalidad del dinero en casa en un lenguaje que puedan entender según su edad. A los más pequeños hay que explicarles que el dinero no está en el cajero por arte de magia, que los padres trabajan y a cambio obtienen dinero que utilizamos para pagar la comida, ropa, libros, etc.  A los mayores debemos recordarle que el dinero es algo limitado y fruto de nuestro trabajo.

Es fundamental hablarles sobre nuestra situación económica, y poder decirles con libertad, si es el caso, que no podemos comprarle esas zapatillas de marca que quieren.

Educa con el ejemplo

Los niños no siempre nos escuchan pero siempre nos están observando, decía Teresa de Calcuta. Por lo tanto, nuestras enseñanzas deben ir acompañadas de un buen comportamiento. De poco servirá que le expliques a tu hijo las ventajas de ahorrar dinero si tú no lo haces.

Cuando elabores tu presupuesto mensual, y decidas en qué vas a gastar el dinero o qué importe vas a destinar mensualmente al ahorro puedes enseñárselo. Si no quieres no tienes por qué utilizar cifras reales, hazlo con cifras simbólicas lo importante es que les mostremos como gestionamos nuestro dinero para que ellos lo aprendan también.

La paga

Los niños deben administrar su propio dinero, no podemos enseñarles a gestionarlo si no tienen ingresos. Para ello, dale una paga cuanto antes a tus hijos.

Cuando son pequeños es recomendable que sea una paga simbólica, por ejemplo, para comprar chuches. Lo ideal es acompañarla de una hucha.

A medida que van creciendo debemos ajustar la paga en función de las necesidades que tengan. No es lo mismo dar la paga a un niño que tiene 12 años y aún no sale con los amigos a otro que teniendo la misma edad ha empezado a hacerlo.

Para saber qué importe darle a tu hijo de paga, es necesario que elabores una lista con los gastos que a partir de ahora va a pagar él y los que vas a pagar tú. Ten en cuenta que la paga del niño no debe suponer un gasto más para la economía familiar. En función de esta lista, y por descontado de la situación económica que tengáis en la familia, decide el importe de la paga y dale un poquito más para que pueda ahorrar. Si dudas entre una cantidad y otra, mi consejo es que le des de menos, por un lado, para darle la oportunidad de soñar con formas de conseguir dinero y por otro porque siempre es más fácil subir una paga que bajarla.  

Además, enséñale a que nada más recibir su paga ahorre una parte y el resto lo gasten. De esta forma, le estaremos enseñando otra gran lección importante: el preahorro, el truco infalible que le permitirá ahorrar siempre.

Objetivos de ahorro

Sobre todo cuando son más pequeños, tendrán un extra de motivación si ahorran con un objetivo, algo que quiera comprarse él. Podéis utilizar un bote transparente y pegarle una pegatina con el juguete que quiere, así por un lado ve como se incrementa su ahorro y por otro cuál es su objetivo.

Otra opción es establecer una meta de ahorro familiar como puede ser cenar en vuestro restaurante favorito o un viaje.

Utilizar acciones de la vida cotidiana

En lugar de darles una charla a nuestros hijos sobre la importancia del ahorro es mejor que incorporemos estas enseñanzas a nuestras rutinas. Por ejemplo, mostrarles como antes de ir al supermercado hacemos una lista de la compra y decidimos qué incluimos en esta lista y qué no. De esta forma, si tu hijo te pide alguna chuche en el súper podrás decirle que eso no estaba en la lista (en lugar de decirle que no tienes dinero) y que lo tendréis en cuenta para la próxima semana. A la hora de reservar unas vacaciones, explícales que hacemos la reserva con tiempo y como comparamos diferentes hoteles, vuelos. Si son más mayores pueden ayudarnos a organizar las vacaciones a partir de un presupuesto dado.

Consumo responsable

Cómo explico en este otro post, es importante que los eduquemos desde pequeños en un consumo responsable, enseñarles a descifrar la publicidad y a diferenciar necesidad de deseo.  

Explicarle los beneficios del ahorro

Es importante que les enseñes para qué y cómo ahorramos: para tener tranquilidad financiera, para no tener que pedir préstamos y endeudarnos, para sus estudios en un futuro, para nuestra jubilación, para comprarnos un coche, etc.

Cuando se hable en las noticias sobre crisis, podemos contarles como nos preparamos nosotros ante una situación así, intentando incrementar nuestro ahorro, controlando los gastos o teniendo un colchón financiero que nos proteja ante emergencias.

Con estos trucos tan sencillos estarás ayudando a que tus hijos tomen mejores decisiones económicas el día de mañana.

Nota: Encontrarás este artículo publicado también en Value School Kids https://www.valuekids.es/blogvk/como-ensenar-a-los-ninos-a-ahorrar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: