Menú Cerrar

Cómo mejorar las condiciones de la hipoteca

mejorar-tu-hipoteca

¿Tienes una cuota muy alta?¿Firmaste una hipoteca hace años con unas condiciones que no te gustan nada? Te explico cómo mejorar tu hipoteca

Si tienes unas condiciones poco atractivas en tu hipoteca y quieres mejorarla, deberías, en primer lugar, intentar negociar con tu banco para modificar aquellas condiciones que no te interesan mediante una novación. Tu banco no está obligado a aceptarlo, así que si has agotado todas las vías de negociación, puedes intentar llevarte tu hipoteca a otro banco. En este post, te explico cómo mejorar tu hipoteca

¿Nos cambiamos de banco?

Este proceso conlleva gastos y puede ser más o menos tedioso. Además, una vez obtengamos la oferta debemos analizar si económicamente nos interesa. Piensa que tu economía se verá beneficiada si al trasladar la hipoteca a otra entidad consigues una mejora en el tipo de interés, una cuota más cómoda o un ahorro importante de dinero. Puedes cambiarte de banco mediante una subrogación o contratando una nueva hipoteca.

Mediante una subrogación de acreedor

Consiste en trasladar una hipoteca de un banco a otro a cambio de modificar:

  1. Tipo de interés: pasando de variable a fijo o al revés o reducir el tipo de interés aplicado. Lo que te permitirá tener una cuota mucho más asequible.
  2. Eliminar las vinculaciones. En ocasiones nos exigen contratar seguros, planes de pensiones, tarjetas de crédito, etc… para obtener bonificaciones en el tipo de interés aplicado.
  3. Eliminar algunas cláusulas o comisiones si estas son abusivas.
  4. Cambiar el plazo, reduciéndolo o ampliándolo.
  5. Una subrogación NO PERMITE cambiar el capital de la hipoteca, pedir más dinero, añadir o quitar titulares o avalistas.

Contratar una nueva hipoteca en otro banco

Consiste en cancelar la hipoteca que tenemos con nuestro banco actual y firmar un nuevo préstamo en otra entidad, buscando mejorar las condiciones originales. En este caso podemos modificarlo todo: capital, plazo, interés…

A tener en cuenta

Cada banco evaluará cuales son las condiciones a cumplir para aceptar tu hipoteca.  Como mínimo será necesario estar al corriente de las cuotas y tener un buen perfil financiero.

Cambiar la hipoteca de banco acarrea unos costes: comisión de subrogación, costes administrativos, otros gastos, comisión de cancelación y apertura, etc. Debemos intentar que sean los mínimos y analizar muy bien si nos merece la pena o no. Pregunta en varias entidades, ya que algunas están dispuestas a asumir parte de estos gastos.

Pasos que debes llevar a cabo

  1. Pide oferta al menos a tres bancos. Intenta obtener al menos tres propuestas más atractivas de la que ya tienes, de subrogación y nueva hipoteca.  No necesitas notificarlo a tu banco actual ni solicitar autorización.
  2. Muy importante pregunta todo lo que no entiendas, gastos, comisiones, vinculaciones TODO.
  3. Compara y negocia. Valora cada una de las ofertas para ver cuál es la que más te interesa. Al solicitar ofertas de varias entidades, conocerás como se mueve el mercado lo que te dará un mayor poder de negociación.
  4. Escoge la entidad. Una vez escogida la entidad tendrás que realizar una solicitud formal. El banco, para estudiar nuestra oferta nos solicitará diferentes datos sobre el inmueble, información económica para analizar tu perfil financiero (nóminas, declaración de hacienda, vida laboral, etc.).
  5. Una vez estudiado tu caso el Banco B te hará una oferta, dispones de 15 días para estudiarla. Si la aceptas, el mismo banco notificará a tu banco actual que quieres solicitar un cambio. Tu actual entidad tendrá un plazo de siete días naturales para certificar el importe a subrogar.
  6. Llegado este caso, seguramente tu actual banco, en un plazo no superior a 15 días, te propondrá una contraoferta con idénticas o mejores condiciones que el nuevo banco.
  7. Estudia ambas ofertas y decide con quien te quedas. Piensa que al ahorro siempre tienes que restarle los gastos del cambio. Calcula cuanto pagarías en la situación actual y cuanto pagarías con tu nueva hipoteca, añadiendo los costes asociados al traslado.

Un ejemplo: Hemos solicitado una subrogación a una nueva entidad consiguiendo una bajada de interés del 3% al 2%, manteniendo capital y plazos. Suponiendo que los gastos por la subrogación ascienden 1.000 €, habríamos obtenido un ahorro de 27.000 €.

Conclusión

Dedica tiempo a gestionar tus finanzas. Este cambio para mejorar tu hipoteca lleva tiempo, pero si consigues ahorrar por ejemplo 80€ al mes, podrás destinarlo a otra cosa. Revisa bien el coste total de la nueva hipoteca, las condiciones que lleva aparejada tu nueva elección, vinculaciones, gastos, etc. 

Asegúrate de hacer bien los números antes de hacer la elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: