Menú Cerrar

Fondos de Inversión

En este artículo vamos a hablar sobre qué son, ventajas y desventajas de los fondos de inversión.

Antes de la crisis lo teníamos más o menos fácil. Podíamos sacarle rendimiento a nuestros ahorros contratando un depósito o un plazo fijo. Un producto financiero básico que en algunos casos nos daba hasta un 5% de rentabilidad por nuestros ahorros. Tras la crisis y la consecuente bajada de intereses, lo que nos ofrecen los bancos son  depósitos o cuentas de ahorro a un 0,10% o un 0,20% de interés. Ante este escenario, se hace necesario la búsqueda de otros productos.

Fondos_inversionPor lo general, el ahorrador medio tiene pocos conocimientos financieros y una mentalidad conservadora. Sin embargo, en la actualidad, cada vez hay más gente que tiene otras inquietudes. Personas que no quieren dejarse llevar por lo que les dice su banquero de toda la vida y quieren poder tomar decisiones informadas. Este nuevo “ahorrador-inversor” busca alternativas para obtener un mayor rendimiento y que sus ahorros superen al menos la inflación. El objetivo mínimo, no perder valor adquisitivo.

Alternativa

Los fondos de inversión se plantean como una buena alternativa. No os quiero saturar de información pero sí que tengáis herramientas suficientes para poder decidir si este producto es adecuado o no para vosotros. Importante, dedicad tiempo a informaos bien y conocer el producto. El objetivo es que cuando vayáis a hablar con vuestro banquero de toda la vida, y os quiera  “vender su fondo estrella”, podáis preguntarle por las diferentes comisiones, el DFI, las rentabilidades históricas, TER… ¿Por qué? Muy sencillo, es sorprendente, como en muchas ocasiones, gente con poco conocimiento acerca de los productos bancarios, tienen sus ahorros en fondos de inversión pensando que son plazos fijos.

Otros puntos importantes…

Otros puntos importantes a la hora de mejorar la rentabilidad de cualquier inversión es analizar las siguientes variables:

El tiempo, en el caso de los fondos son un producto a medio largo plazo, al menos unos 5 años. Tendremos que decidir durante cuánto tiempo podemos “no necesitar” ese dinero. Debemos tener en cuenta la rentabilidad y por supuesto el riesgo que estamos dispuestos a asumir. Además, mi consejo, es que dediquéis tiempo a conocer el producto y que invirtáis poco a poco a medida que os vayáis sintiendo cómodos.

¿Qué son los fondos de inversión?

Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV:

“Los fondos de inversión son IIC (instituciones de inversión colectiva). Consisten en un patrimonio formado por las aportaciones de un número variable de inversores, denominados partícipes. El fondo lo crea una entidad, la gestora, que es la que invierte de forma conjunta esas aportaciones en diferentes activos financieros (renta fija, renta variable, derivados o cualquier combinación de estos, etc) siguiendo unas pautas fijadas de antemano. Así, cada partícipe es propietario de una parte del patrimonio del fondo, en proporción al valor de sus aportaciones…” Los aumentos o disminuciones del valor del patrimonio se atribuyen proporcionalmente a los partícipes.

Los fondos están regulados por una normativa que pone los límites a la forma en que la sociedad gestora puede invertir el dinero, con el fin de asegurar un nivel mínimo de diversificación, liquidez y transparencia.

Tanto el tipo de activos en los que invierte (política de inversión) como el resto de las características del fondo (comisiones, posibilidad de sacar el dinero, riesgo que se asume, horizonte temporal…), están recogidas en un documento llamado folleto informativo y en el resumen del mismo DFI  (Datos Fundamentales para el Inversor).”

En términos sencillos, los fondos de inversión son una cesta en la que varios ahorradores ingresan su dinero con el objetivo de sacar una mayor rentabilidad a sus ahorros. Estos ahorradores delegan la responsabilidad de invertir esta cesta a un experto, que en base a su experiencia y una serie de reglas, invierte en bonos o acciones de diferentes empresas. A cambio, cada inversor recibe unas participaciones en proporción al dinero que ha aportado. Estas aportaciones aumentarán o disminuirán su valor de acuerdo a las variaciones del precio de mercado.

Ventajas de los fondos de inversión

  • Gestión profesional por expertos. Considero que es su mayor ventaja. Si estos expertos hacen bien su trabajo, tendremos una alta rentabilidad en nuestro fondo.
  • Transparencia y seguridad. Los fondos de inversión están regulados por la CNMV y el Banco de España. En caso de insolvencia, el fondo no se disuelve sino que la entidad depositaria es sustituida por otra.
  • Disponen de un folleto informativo auditado, DFI  (Datos Fundamentales del Inversor) en el que, entre otros datos como las comisiones o el código ISIN, aparece la rentabilidad histórica, o el TER. ¿Por qué son importantes las rentabilidades históricas? Porque aunque no aseguran rentabilidades futuras, si nos permiten saber cómo se ha comportado el fondo.
  • Fácil accesibilidad. Al ser un vehículo de inversión colectiva, el pequeño ahorrador tiene acceso a una mayor cantidad de fondos, que si lo hiciera de forma individual. Solo en el caso de algunos fondos especializados, se exigen unos capitales mínimos de entrada más altos (por ejemplo los fondos Vanguard). Aunque ya existen alternativas para poder acceder también a estos tipos de fondos, pero de eso hablaremos en otro artículo.
  • Fácil seguimiento. Los fondos de inversión tienen todos los días un precio de cierre de mercado. A su vez, el valor de las participaciones (valor liquidativo) se actualiza diariamente. Por lo que el inversor en cada momento conoce el valor de su inversión. Pongamos un ejemplo: Juan invierte hoy 1.000 €. Cada participación cuesta 100 €, por lo que es dueño de 10 títulos. Al día siguiente ya no tiene 1.000 € sino 10 títulos al  valor de la participación de ese día, que puede ser igual, o variar del precio que tenía inicialmente.
  • Hay una gran variedad de fondos en el mercado. Hay fondos de todos los tipos de tamaño, precio y comportamiento: renta fija, variable, mixtos, por el ámbito geográfico de Europa, España, EEUU, por sectores tecnológicos, materia prima…
  • Podemos elegir el fondo que mejor se adapte a nuestro perfil de riesgo. El inversor puede elegir entre una amplia gama de Fondos con distintos niveles de riesgo, que van desde una política muy conservadora, reduciendo al mínimo la posibilidad de pérdidas, hasta otras más arriesgadas, que pueden llevar a mayores ganancias a costa de asumir riesgos.
  • Diversificación. Los fondos intervienen comprando acciones de diferentes empresas. De esta forma se compensan los valores entre unos y otros.
  • Se utiliza la magia del interés compuesto. Los intereses se reinvierten automáticamente.
  • Liquidez parcial o total del fondo. Una vez solicitado, el reembolso se produce en un plazo máximo 3 días.
  • Aplazamiento de la fiscalidad. El traspaso entre fondos no tributa. Por lo tanto podemos diferir el pago de impuestos en el tiempo, hasta su reembolso. Si decides reembolsar solo tributas por la ganancia, hasta 6.000 € al 19%.
  • Ahora eres inversor. Has dado un paso muy importante de ahorrador a inversor pasivo. Ahora aunque asumes un riesgo delegas la responsabilidad de comprar o vender acciones en manos de un experto.
  • Cómodo, ya que no necesitas grandes conocimientos ni tienes que decidir cuándo comprar o vender. Haces una aportación inicial y un seguimiento.

Desventajas de los fondos de inversión 

  • Las comisiones y costes ocultos. En muchas ocasiones cuando nuestro banquero nos ofrece un fondo de inversión, nos habla de comisiones de gestión, depósito, suscripción y reembolso. Pero se “olvida” de otros gastos que tienen una gran repercusión en la rentabilidad final que vamos a obtener. Por eso, para cualquier inversor, es obligatorio conocer el porcentaje de los gastos totales soportados por el fondo o TER (Total Expense Ratio). Este dato lo encontramos en el DFI. Cuanto menor sea este porcentaje, mayor beneficio para los partícipes. El TER incluye comisiones de gestión, depósito, suscripción, reembolso, éxito, gastos de auditoría, administrativos…. Todos los gastos se descuentan del valor liquidativo según se van produciendo.
  • Hemos visto que el traspaso entre fondos no tributa, pero debemos tener cuidado con traspasar los fondos de una a otra entidad porque por ejemplo nos regalan una Tablet. Debemos hacer los deberes antes y comparar rentabilidades y gastos entre unos fondos y otros.
  • Cuidado con la confianza en nuestro banco de toda la vida. Muchas veces por desconocimiento nos fiamos de lo que nos dice nuestro banco y no confiamos nuestros ahorros a sociedades gestoras más pequeñas que nos ofrecen mejores condiciones.
  • Existe la duda de si realmente hay una gestión activa, por parte de los expertos. En ocasiones compran directamente otros fondos.
  • Encontramos sustitutos a menor coste, como los fondos indexados.
  • Aunque no se tributa por un traspaso entre fondos, estamos un tiempo fuera del mercado, a veces se puede demorar hasta 3 semanas, ya que nuestro banquero no quiere que nos vayamos. Puedes revisar este artículo. Además un traspaso, aunque no lleve comisiones propiamente dichas, lleva implícito un reembolso y una nueva suscripción que están sujetas a las comisiones de suscripción y reembolso, explicadas en el DFI.
  • Estadísticamente solo un porcentaje muy bajo de fondos supera a su índice de referencia. Son muy pocos los fondos en los que los expertos son más listos que el mercado. Por eso en fondos con rentabilidades similares la diferencia está en las comisiones.

Conclusiones

No voy a decirte donde invertir, pero si decides delegar tus ahorros, mi consejo es que te informes e intentes conocer el producto para tomar una decisión informada. Revisar el DFI antes de contratar un fondo.  Si quieres seguir investigando sobre este tema, te animo a que busques en internet y visites páginas como la CNMV,  o tutoriales en youtube como este de finanzas para listos que te enseña a utilizar la búsqueda avanzada de fondos de inversión de www.morningstar.es

Estamos viendo como el futuro puede complicarse. No sabremos si tendremos pensiones o no y es un gran paso el hacernos cargo de nosotros mismos, dedicar tiempo a “estudiar” y adquirir educación financiera igual que le hemos dedicado tiempo a ahorrar.

“Algunas cosas llevan tiempo, sin importar el talento o el esfuerzo. No es posible sacar un bebé en un mes si nueve mujeres se embarazaran al tiempo”. Warren Buffet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: