Menú Cerrar

Falsos mitos sobre el dinero

Si te tocase un millón de €, ¿crees que se alegraría todo el mundo a tu alrededor o hablarían mal de ti? ¿Te sentirías culpable? ¿Pensarías que no te lo mereces porque es dinero fácil? Y una pregunta más, si le tocase la lotería a tu vecino, ¿TE ALEGRARÍAS TU?

Todos los días hay personas que aumentan su fortuna fácilmente, tienen éxito, atraen más riqueza,son como un imán para el dinero… mientras que hay otras personas a las que no les va bien económicamente, les cuesta conservar el dinero, y van de fracaso en fracaso…

Supongamos que el 80% de la riqueza está distribuida entre el 20% de la población. Pues bien, si repartieras este dinero entre todo el mundo, es muy posible que a los 5 años el dinero volviera a las manos de ese 20%.

A lo largo de la historia también encontramos casos de multimillonarios que lo perdieron todo y volvieron a ganarlo (por poner un ejemplo, el actual presidente de EE.UU., Donald Trump).

¿Por qué ocurre esto? La principal diferencia está en que los ricos piensan y se relacionan de forma diferente con el dinero.

¿Alguna vez te has parado a pensar qué significa para ti el dinero? No importa si actualmente tienes mucho o poco dinero, lo que tienes que identificar es si tu actitud hacia el dinero es negativa o positiva.

Creencias limitantes

Si no te va muy bien económicamente puede que sea porque tu mente está llena de ideas erróneas en torno al dinero. Estas “verdades” llegaron a tu cerebro a través de tu familia, tu cultura, tu entorno… y lo hicieron para quedarse. Lo malo es que nunca te has parado a cuestionarlas, condicionan tu vida, justifican tus decisiones y no te dejan evolucionar. Si cambias tu forma de relacionarte con el dinero, te sentirás bien cuando empieces a tener más.

Algunos ejemplos de creencias limitantes son: El dinero no crece en los árboles, mejor pobre pero honrado, los ricos son malos, el dinero no da la felicidad, no puedes ganarte la vida haciendo lo que te gusta, si tocas el dinero lávate las manos… Todas estas creencias han generado una mentalidad de escasez, que te limita para conseguir y mantener el dinero en tu vida.

Déjame que te diga que el dinero no es bueno o malo, depende del uso que le des. Al igual que el agua es buena porque sacia la sed, es mala cuando inunda un pueblo. 

Como cambiar estas creencias

Si quieres ser libre financieramente, el primer paso es cuestionar y abandonar estas creencias. A continuación te indico algunas de las creencias más comunes acerca del dinero, lo ideal sería que tú mismo analizarás si te sientes identificado con todas o alguna de ellas y que intentes desterrarlas. Solo así darás el primer paso para conseguir el estilo de vida que deseas y sentirte bien cuando tengas más dinero.

El dinero no es tan importante

¿Cuántas veces has intentado convencerte a ti mismo o a los demás, cuando te va mal económicamente, diciendo esta frase? Te guste o no necesitas el dinero todos los días, para alimentarte, pagar una vivienda, pagar el dispositivo desde el que estás leyendo este artículo… Por lo tanto, tienes que darle al dinero el valor que se merece. Piensa que el dinero no es un fin sino un medio que te permite hacer o disfrutar de muchas cosas. Otro dato a tener en cuenta, es que muchas familias españolas viven a unos meses de la quiebra, es decir que si dejan de ingresar no pueden hacer frente al pago de sus facturas, así que no me digas que el dinero no es importante. El dinero debe ser una de tus prioridades en la vida.

La gente rica es mala, prefiero ser pobre pero honrado.

Efectivamente hay gente rica que es mala pero también hay gente pobre que lo es. El carácter no lo da el dinero ni estropea a la gente, solo amplifica lo que ya hay en tu interior. Si eres una persona generosa lo seguirás siendo y si eres mala persona también. Por las noticias sabrás que hay gente rica que hace grandes donativos, cumplen sueños de otras personas, colaboran con entidades benéficas e intentan devolver parte de lo que han recibido. Demuestra que puedes tener dinero y ser buena persona

El dinero es malo.

Perdona, pero lo malo es no tener dinero. El dinero es una herramienta cuyos resultados dependen de cómo lo utilices. El dinero acelera todo aquello que tú quieres hacer en la vida, por ejemplo si quieres ir de viaje a la India, podrás hacerlo cuando ahorres, pero si tienes dinero puedes hacerlo ya… Además, déjame que te diga que precisamente la falta de dinero es la causa de muchos problemas de pareja, embargos de vivienda, depresión, ansiedad, y en algunos casos más extremos, incluso de salud por no poder acceder a determinados tratamientos más costosos.…. Utiliza el dinero para hacer o conseguir todo aquello que quieres.

El dinero no da la felicidad.

Permíteme que te diga quelas deudas y la escasez ¡Tampoco! Si no tienes dinero y tienes que andar pensando en cómo hacer para llegar a final de mes no creo yo que estés muy feliz sino más bien todo lo contrario. El dinero puede contribuir a tu felicidad, y cuanto más dinero tengas, más felicidad podrás crear para ti y para los demás. Deja de pensar que no se puede tener todo en la vida… que tienes que elegir entre tener dinero o ser feliz. El deseo de riqueza es, en realidad, el deseo de una vida más rica, más plena y abundante.

No soy bueno con el dinero.

Cómo te relacionas y administras tu dinero junto a la escasa educación financiera que has adquirido a lo largo de estos años determinan el éxito o el fracaso de tus finanzas. Mucha gente piensa que no se le da bien el dinero, no sabe invertir, no sabe ahorrar… ¡¡Son excusas!! Edúcate, desarrolla tu inteligencia financiera, estudia, lee, adquiere buenos hábitos financieros…. Nadie se va a encargar mejor de ti que tú mismo. Recuerda, el dinero se crea en la mente y materializas en el plano físico aquello que has tenido antes en tu cabeza.  Ten una mentalidad de abundancia, porque el dinero se va con la gente que se lleva bien con el dinero.

No es posible ganarme la vida con lo que me gusta.

Precisamente a las personas a las que les va bien son las que disfrutan con lo que hacen. Muchas veces puedes pensar que para ganar mucho dinero hay que trabajar mucho y es justo lo contrario. Todos los que trabajan muchas horas son precisamente los que menos dinero tienen. En la era de la información en la que vivimos lo que necesitas es una buena idea, ser bueno en algo, o desarrollar aquello que te gusta y en lo que eres bueno para conseguir dinero.

Conclusiones

Espero que este artículo te haya hecho pensar, removido tu conciencia y quieras cambiar la forma en que te relacionas con el dinero. Recuerda que cada vez que uno de estos pensamientos limitantes te pase por la cabeza, debes analizarlo y cambiarlo por otro positivo que sea más realista.

Tienes trabajo por delante. Pero te aseguro, que si sigues estos consejos y desmontas tus creencias, el dinero dejará de ser un problema y se convertirá en un instrumento de auténtica libertad. Esto es lo que no te han enseñado: Todos tenemos derecho a ser ricos y a vivir en abundancia.

Si quieres indagar más sobre este tema son numerosos los libros que hacen referencia a nuestras “creencias limitantes”,  Secretos de la mente millonaria, el código del dinero, Padre rico, padre pobre…

“Cuestionar nuestras más arraigadas creencias, requiere de mucho coraje porque implica aceptar que hemos podido estar equivocados toda la vida” David Fischman.

¿Te ha ayudado este post? ¡Seguro que puedes ayudar a alguien más! Comparte en tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: