Menú Cerrar

Dar la paga a los niños

Dar paga o no a los niños es un tema complicado en algunas familias. Los hay a favor y en contra.

Mientras unos piensan que son aún pequeños, otros piensan que el dinero se enseña en casa, y qué mejor que aprender a temprana edad. También los hay que piensan que cuanta menos relación tengan con el dinero mejor, y que es suficiente con ir dándoles dinero a medida que lo vayan necesitando, para comprar chuches, salir con sus amigos…

¿Qué opinas tú?

Para mi, es muy importante comenzar a enseñarles el valor del dinero desde pequeños. Empezar con una paga simbólica para que compren sus chuches, por ejemplo, e ir aumentando esa paga a medida que van creciendo, empiezan a salir con los amigos y adquieren otras responsabilidades…

En mi opinión, la educación financiera se enseña en casa, y la paga es una herramienta que nos permite transmitir y poner en práctica muchos conceptos de las finanzas personales. En concreto, estas son algunas de las ventajas que yo encuentro a darles una paga:

Ventajas

  • Evitas darle dinero cada vez que lo pida. Mis hijos antes de tener una paga, me pedían chuches, comprar cualquier juguete, un euro para la máquina de bolas… pero desde que comenzamos a darles una paga no gastan tanto, porque saben que cuando se les acabe no hay más hasta la próxima semana.
  • Aprenden a administrar su dinero. Igual que les enseñas de pequeños a decir «buenos días» y «gracias» para que sean unos niños educados, por qué no enseñarles desde pequeños a administrar su dinero para que de mayores tomen buenas decisiones económicas.
  • Enseñarles que no pueden gastar lo que no tienen. Cuando tu hijo te pide un juguete y tú se lo compras, él no sabe si tienes dinero suficiente o no. Ahora al tener que comprarlo de su paga, sabrá que tiene que ahorrar dinero para conseguirlo. Esto les evitará muchos problemas en un futuro.
  • Les enseñamos a ahorrar. Enséñales a guardar siempre una parte de su dinero. Cuando son pequeños para comprar algo mayor, cuando son más grandes, además pueden ahorrar para cualquier imprevisto. Si encima, les enseñas a que nada más recibir su paga, guarden una parte, les estarás inculcando el preahorro. No es más rico el que más dinero tiene sino el que más conserva.
  • Les enseñamos a aprender de sus errores. Si una semana se lo gastan todo en un día, tendrán que esperar a la siguiente semana. Igualmente si se gastan todo en chuches y no ahorran no podrán quizás reunir el importe para ese juguete que quieren.
  • Les enseñamos a aplazar la recompensa y a valorar lo que cuestan las cosas. Vivimos en un mundo de inmediatez. No tienes nada más que ver el gigante Amazon: pides algo hoy y mañana lo tienes en tu casa. Si nuestros hijos, por ejemplo, se compran su propia mochila para el cole o unas zapatillas de deporte, con su esfuerzo y ahorro, y ven lo que les ha costado, seguro que no las dejarán por ahí tiradas y aprenderán a valorar el tiempo que les ha costado conseguirlas.

Puntos a tener en cuenta

En este artículo, no te voy a decir cual es la paga “adecuada” para tu hijo según su edad, ya que eso depende de la madurez de cada niño y de la economía de cada familia. Aquí lo que te indico es una guía, a modo de ejemplo, con los principales puntos a tener en cuenta a la hora de darle la paga. Nadie mejor que tú conoce a tu hijo. Lo importante es comenzar; poco a poco tú sabrás por donde seguir.

¿Cuando comenzar?

Es la pregunta del millón, y aunque depende de la madurez de los niños, muchos expertos coinciden en que una buena edad para empezar es a partir de los 6-7 años. Los niños ya han aprendido a sumar y a restar en la escuela y es buen momento para empezar a hablarles de dinero y lo que cuestan las cosas.

¿Cuánto dinero?

Es un tema que debéis tratar tu pareja y tú teniendo en cuenta la edad y madurez del niño, sus necesidades, responsabilidades, si sale con los amigos…

Puede ayudarte hacer una lista con los gastos que quieres que tu hijo pague a partir de ahora. Tu hijo también debe saber para qué es la paga: chuches, salir con los amigos, cine, pizza, pequeño material escolar… y que entienda que si se gasta todo el dinero en un videojuego por ejemplo, tú no le vas a pagar las chuches, cine,…

  • En mi opinión, hasta los 8-9 años debe ser algo simbólico. Lo que pretendemos es que los niños aprendan a manejarse con una cantidad de dinero.  Por ejemplo pueden encargarse de comprar sus chuches a partir de ahora, y ahorrar un poquito.
  • A partir de los 10 años podemos ir aumentando esta paga y también las responsabilidades asociadas, así por ejemplo el niño puede hacerse cargo del pequeño material escolar. Por mi experiencia te adelanto, que los bolis mega fashion que les gustaban antes de 5€, no les atraen tanto cuando tienen que pagarlos ellos. Pueden sorprenderte incluso preguntando en la papelería cuánto cuestan diferentes bolis para acabar llevándose el más barato… y si no ocurre esto y lo gastan todo en un día, pueden aprender que ya no tienen dinero para el resto de la semana.
  • A partir de los 12 o 13 años puede que empiecen a salir con los amigos y debemos entender que sus necesidades han aumentado por lo que debemos aumentar su paga. Creo que lo mejor es pecar de dar poco dinero que mucho, siempre es más fácil aumentar la cantidad de la paga si nos hemos quedado cortos que rebajarla porque le hemos dado en exceso. Además en según qué edades un adolescente con mucho dinero tendrá más fácil acceso a sustancias como alcohol, tabaco… que si cuenta con un presupuesto más ajustado…

Frecuencia

Cuando son pequeños, paga semanal. A partir de los 12 o 13 años puedes darle una paga quincenal o mensual y ver si se apaña bien.

Esta educación que le estás dando a tu hijo es un regalo, sobre todo cuando reciban su primer sueldo y sepan gestionarlo.

Por supuesto, si ves que no funciona la paga mensual, vuelve a la semanal hasta que consideres que está preparado.

Respetar y cumplir las reglas

Si tu niño se ha gastado todo en un día y no puede comprar chuches o salir con los amigos porque no tiene dinero, tendrá que esperar a la próxima semana. Aunque te cueste debes hacerlo.

Es mejor que se quede una semana sin poder comprar chuches y aprenda la lección a que de mayor se gaste todo el sueldo en una semana y tenga que tirar de tarjeta para comer el resto del mes.

Sé un ejemplo para tu hijo

Los niños no siempre nos escuchan pero siempre nos están observando: somos su principal modelo a seguir. Si tus hijos ven que cuando vas al súper comparas precios, ellos lo harán también; si tus hijos ven que en casa se ahorra ellos también ahorrarán y si tus hijos ven que tú derrochas el dinero… ellos harán lo mismo.

No le des la paga a cambio de hacer tareas en el hogar

No comparto la idea de asignarles una paga a cambio de realizar las tareas asignadas a cada miembro de la familia, como hacer la cama o poner la mesa… Enséñale el valor de trabajar en equipo.

No se le da la paga a cambio de realizar tareas en el hogar, sino que sois una familia y cada uno colabora realizando sus tareas.

Sí estoy a favor de que, puntualmente, si quieren sacar algún dinerillo extra (por ejemplo están ahorrando dinero para comprar algo) se les remunere alguna tarea como lavar el coche o limpiar el jardín

Castigo

Si no tienen un buen rendimiento escolar, o no realizan las tareas del hogar asignadas se le puede retirar la paga.

Ellos eligen como gastar ese dinero

Debemos respetar sus decisiones y aceptar que puedan gastar su dinero en juguetes con los que no juegan o cromos que no les gustan.

Conclusión

En muchos hogares la tradición de dar una paga los domingos se ha perdido y no nos damos cuenta que estamos privando a nuestros hijos del aprendizaje de gestionar sus ingresos, de decidir si ahorran una parte de su paga en la hucha o lo gastan todo. En definitiva, no les enseñamos a que aprendan a administrar su dinero. 

En su lugar, les damos dinero cada vez que lo piden, para comprar chuches, o cualquier juguete.

La finalidad de darles una paga es que aprendan a gestionar su dinero, a que hagan un consumo responsable, y por último y lo más importante: a que no gasten lo que no tienen, para que cuando sean adultos sepan administrar su economía familiar.

¿Estás de acuerdo con dar una paga a los niños? Cuéntame qué opinas en los comentarios. Y si te ha gustado este artículo compártelo en redes para que llegue a más gente.

4 Comentarios

  1. Patro

    Super útil, Amalia. Yo ya le he puesto en práctica, estoy de acuerdo contigo en educarlos también en la parte financiera, le servirá en un futuro sin duda. Gracias una vez más por todo!

    • Amalia Guerrero

      Gracias Patro! Me alegro que te sea útil y puedas ponerlo en práctica.

      Saludos.

  2. Carmen Barba Sepulveda

    Muchas gracias Amalia. Los nilos claramente son lo que ven y viven en sus casas, así que lo pondré en práctica. Hassta ahora daba dinero el día que salían, sobre todo a mi hijo mayor, eso sí una cantidad muy normalita, pero pondré en práctica paga semanal para que vaya aprendiendo administrarsela. Siempre aprendemos algo nuevo de ti.

    • Amalia Guerrero

      Gracias Mamen, me alegro que te ayude, al final todos vamos aprendiendo, y todo lo que le podamos enseñar a nuestros hijos bienvenido sea.

      Un abrazo!
      Amalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: