La inflación, el ladrón silencioso de tus ahorros

En el mes de Febrero de 2022 la inflación se disparó hasta un 7,6%. Para ver algo igual tendríamos que retroceder 36 años en la historia. Sí, como lo lees, tendríamos que irnos a 1986.

Para quien no lo sepa la inflación es el ladrón silencioso de tus ahorros. Te pongo un ejemplo: Si hace 10 años metiste 1000 € en el banco, hoy los seguirás teniendo, lo que ocurre es que ahora puedes comprar muchas menos cosas; tu poder adquisitivo se reduce.

Por eso, la actual situación debe hacernos pensar aún más en la importancia de invertir, de poner nuestro dinero a trabajar, de querer aprender y formarnos, de convertirnos en jefes de nuestra economía.

Cosas a tener en cuenta de cara a dar tus primeros pasos en el mundo de la inversión

Recibo mensajes a diario de gente que me pregunta dónde invertir su dinero. Y a todos le digo lo mismo: Primero formación, después inversión. Cuando no sabes dónde invertir comienza por ti mismo.

Quiero dejar clara una cosa, yo no hablo de invertir buscando dar el pelotazo, yo hablo de invertir de forma global, diversificada, bajo coste y a largo plazo. Por eso es tan importante comenzar cuanto antes. Lo ideal es comenzar a invertir cuando ganas tu primer salario, empieza con poco, aprende, fórmate y a medida que vayan aumentando tus ahorros, aumenta tu formación para que cada vez lo hagas mejor. Intenta conseguir cuanto antes tus primeros 100 K

Se que a mucha gente el mero hecho de mencionarles plazos de más de 10 años hace que les explote la cabeza… Pero para aprovechar la magia del interés compuesto necesitamos estar bastante tiempo invertidos. Por eso es importante empezar cuanto antes, aunque sea con poco dinero, 50 € al mes, así creas un sistema, automatizas para cuando llegue el momento de pisar el acelerador a fondo.

No caigas en la parálisis por análisis y cometas el error de esperar al momento adecuado para invertir, a tener más dinero, a tener más conocimientos o esperar a tener más edad…

Estas serían para mí las premisas básicas que tiene que tener en cuenta cualquier persona que quiera adentrarse en el mundo de la inversión.

  1. La más importante: formación, ya lo hemos dicho. Debes tener unos conocimientos mínimos de inversión porque según a quien preguntes donde o en qué invertir puedes tener sorpresas nada agradables. Por supuesto, desconfía de los vende humos, y de invertir en algo que no entiendas, de todo aquel que te ofrece duplicar tu dinero de la noche a la mañana o rentabilidades imposibles.
  2. Crea un fondo de emergencias, y sigue ahorrando hasta que tengas un excedente que puedas invertir.
  3. Invierte pensando en el largo plazo y solo el dinero que no vas a necesitar en los próximos 5 o 10 años. Si surge un imprevisto no tendrás que recuperar el dinero, para eso tienes tu colchón.
  4. Comienza cuanto antes. Empieza con poco dinero, aprende cómo funciona el mercado, donde invertir, cuál es tu aversión al riesgo… de modo que cuando llegue el momento de tener unos ahorros más elevados sepas cómo invertir tu dinero y cuál es tu estrategia de inversión. Nadie nace aprendido.
  5. Revisa las comisiones. Está demostrado que las comisiones se comen una gran parte de nuestra rentabilidad. La rentabilidad va y viene pero las comisiones se mantienen.
  6. Automatiza tu inversión e invierte periódicamente. Por un lado para hacer que tu patrimonio crezca y por otro lado para no preocuparte de si vas a acertar cuando entrar en el mercado o no. Uno de los errores principales que cometemos a la hora de invertir es pensar que sabemos cuando entrar en el mercado o cuando estar en liquidez para invertir (market timing). Por lo general compramos cuando el mercado está subiendo y vendemos cuando está bajando con lo que no aprovechamos la recuperación de los mercados. Para solucionar esto, aportación periódica independientemente del ruido de los mercados.
  7. Capitaliza tus intereses. No retires los beneficios que vayas obteniendo, aprovecha la magia del interés compuesto.
  8. El mayor éxito de una cartera radica en el Asset Allocation. Es complicado acertar qué valor o valores lo van a hacer bien en bolsa, por lo tanto, diversifica e invierte en diferentes sectores, países, empresas… Compra el mundo.

Diseña un plan. Decide qué vas a hacer con tu dinero y apégate a tu plan. Esto permitirá que cuando las cosas no vayan bien, cuando vengan mal dadas tú tengas las cosas claras. Aquí te cuento como viví Marzo de 2020 cuando mi cartera también estaba en rojo.

Conclusión

No podemos quejarnos sin más de la situación que hay. También tenemos que asumir nuestra responsabilidad, entender que somos parte del problema y solo así podemos ser parte de la solución. Si, estoy de acuerdo, todo está mal, los precios subiendo a un ritmo muy diferente al de los salarios, pero yo puedo hacerme cargo de mi economía, poner en orden mis finanzas y obtener un rendimiento para mi dinero.

Antes de irme te cuento cómo invierto yo, por si te interesa. Te adelanto que mi inversión es sencilla y aburrida (si quiero emociones fuertes me voy a un parque de atracciones). El 80% de mi cartera está compuesta por fondos indexados de bajo coste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.